You are here
Home > Actividades de las asociaciones de la Union > Desde Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló (AVVAC), manifestamos nuestra disconformidad con la reciente creación del Consejo Asesor del IVAM, sin el consenso ni la participación del conjunto de asociaciones del sector de las artes visuales.

Desde Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló (AVVAC), manifestamos nuestra disconformidad con la reciente creación del Consejo Asesor del IVAM, sin el consenso ni la participación del conjunto de asociaciones del sector de las artes visuales.

Nota de Prensa

AVVAC venimos reclamando con insistencia que las instituciones pertenecientes al sector de las artes visuales, compartan y contrasten sus planes de actuación, dando cabida a la participación en la toma de decisiones que afectan directamente a nuestro ámbito.

 

(València 07.02.2021) Recientemente hemos conocido por los medios de comunicación, la aprobación del Consejo Asesor del IVAM por parte del Consejo Rector de la entidad, sin que se nos haya comunicado ni consultado, para la formación de este organismo consultivo. Queremos recordar que AVVAC ya formaba parte del Consejo Asesor del IVAM en anteriores etapas y que paradójicamente quedamos excluidos con la aprobación de la nueva Ley del IVAM (Ley 1/2018 de 9 de febrero), en clara contradicción con los nuevos tiempos políticos en los que se aboga por la profundización democrática en las instituciones.

 

La mencionada Ley del IVAM, si bien no obliga específicamente a contar con las asociaciones profesionales del sector, tampoco lo impide, desde una interpretación consecuente con los principios esgrimidos por el Gobierno Valenciano. En concreto, en su Artículo 8, apartado 3, que trata sobre la composición del Consejo Asesor, cuando habla de la elección de sus componentes, expresa claramente que se tendrá en cuenta el Código de Buena prácticas en la cultura valenciana, algo que si se excluye de las decisiones    a las asociaciones del sector, no se cumple.

 

AVVAC ha planteado reiteradamente a diversos responsables de la Consellería esta anomalía, ante lo que esos mismos responsables siempre han expresado su sorpresa, ya que supone un paso atrás de la mencionada Ley, en cuanto a fijar la participación democrática de las asociaciones profesionales del sector y siempre hemos recibido la misma respuesta, con promesas de abordar una solución con una interpretación no restrictiva de la Ley. En concreto, la última vez que lo tratamos ante la administración, fue en reunión de nuestros representantes con Raquel Tamarit, Secretaria Autonómica de Cultura, a la que ahora reclamamos una pronta solución.

 

Creemos que es imprescindible que la sociedad civil esté presente en la toma de decisiones, estableciendo vías de participación a través de las organizaciones representativas afectadas en su ámbito de gestión. Esta presencia en las instituciones, que además gestionan los recursos públicos necesarios para el desarrollo de una política cultural ajustada a los nuevos tiempos, tienen que ir más allá de dinámicas de colaboración puntual.

 

La “democracia participativa” es un modelo político que promueve la capacidad de asociarse y organizarse de la ciudadanía, con el fin de ejercer influencia directa en la toma de decisiones y que profundiza en la democracia real, mejorando su calidad. Existen ya, en diferentes instituciones públicas, leyes o normativas de “participación ciudadana” que facilitan herramientas efectivas que aumentan y profundizan esa participación, superando modelos más burocráticos y anacrónicos.

 

Esta mejora de calidad democrática en  el ámbito de la cultura, se ve reforzada a través de la potenciación y estructuración de asociaciones profesionales fuertes y representativas. En el terreno de las Artes Visuales se ha dado como respuesta social, pero ahora se hace necesario su implementación en la organización sistémica, que refuerce su papel asesor y mediador en las políticas a desarrollar.

 

Por todo lo anterior y ante la nueva configuración del Consejo Asesor del IVAM, hacemos patente que parte del sector artístico de la Comunidad Valenciana no se siente representado, ya que resta diversidad y debilita la participación, generando una situación discriminatoria con respecto a las y los artistas profesionales, que no podemos compartir. Pensamos que  desde la Consellería de Cultura se debería tomar ejemplo de instituciones de países con democracias más consolidadas que la nuestra (Arts Councils al estilo británico o canadiense) donde hace tiempo que las y los profesionales participan en las decisiones, incluidas las que afectan a la gestión de sus fondos.

 

Esta representación también tendría que tomar en consideración un perfil local a la hora de participar, ya que proporcionaría multitud de ventajas, entre ellas un mejor conocimiento del tejido social, cultural y artístico del territorio, sin restar importancia a una necesaria mirada hacia otros contextos y horizontes más amplios. Consideramos que un nuevo Consejo Asesor del IVAM, debe ser expresión real de la diversidad social y cultural del País.

 

Así mismo, pensamos que debe gozar de independencia para poder valorar críticamente, basándose en su diversidad, los parámetros de carácter tecno-científico propuestos por la dirección. Igualmente, debe sustentarse en la capacidad de ser equidistante en posible conflictos entre el estamento político y la dirección, salvaguardando la entidad por encima de todo. Bajo nuestro criterio, debe dotarse de una delegación de funciones basada en la confianza, garantizada por la competencia profesional de los expertos (académicos) y en la aportación imprescindible de la sociedad civil (asociaciones, colectivos profesionales) fundamental para un mejor funcionamiento del centro, colaborando en la resolución de conflictos y en la dinamización de programas, con el mantenimiento de una una relación constante y directa con la sociedad.

Top