You are here
Home > Arte & Política > La Unión de Artistas Contemporáneos de España denuncia las causas de la marcha de la artista peruana Daniela Ortiz

La Unión de Artistas Contemporáneos de España denuncia las causas de la marcha de la artista peruana Daniela Ortiz

Desde la Unión AC lamentamos los hechos acaecidos respecto a la campaña de violencia y acoso sufrida por la artista peruana Daniela Ortiz que le obligó a abandonar España tras 13 años residiendo en nuestro país. Según relata, su huida es por miedo a que continúen los ataques hacia su persona, pero sobre todo por la posibilidad de que se abra “un proceso de criminalización policial” que vulnere su integridad y la de su familia a causa de la falta de libertad de expresión visible en experiencias recientes.

Las asociaciones que integran la Unión de Artistas Contemporáneos de España, denunciamos estos hechos y recordamos que no ha sido la única víctima amenazada por expresar su opinión en nuestro país, ya que España – según los datos proporcionados por la organización internacional Freemuse – es el país con más artistas encarcelados del mundo a causa de la libertad de expresión. De los 711 casos de violación de la libertad de expresión analizados por la organización, España continúa a la cabeza con 14, por delante de Irán, Turquía o Egipto. Esta situación no solo vulnera los preceptos de la UNESCO sino que atenta contra los principios de cualquier contexto democrático.

Asimismo se han ejercido y ejercen otras acciones discriminatorias que coartan la libertad de expresión en el ámbito de las artes visuales.
En el caso de las artes visuales o en general en la cultura existe cierta falta de autonomía, es decir, en un sistema precario los artistas ceden ante las instituciones o los agentes culturales por miedo. Miedo a las listas negras o miedo a quedarse sin trabajo y correr el riesgo de ser desplazados por los agentes o instituciones en situaciones de poder. En casos más extremos, y sobre todo desde la aprobación de la Ley Mordaza, varios artistas han sido condenados y acusados de terrorismo, por lo que el miedo, la tensión y la capacidad represiva, aumenta.

Este es el riesgo que Daniela Ortiz no quiso correr y por esa razón entendemos su posición, al mismo tiempo que le ofrecemos todo nuestro apoyo.

También animamos a sumarse a la siguiente campaña de denuncia colectiva:
https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLScqDv1P3qNLv5k2wjGf_Mfr0IAfjQz8mxcuxDspiG4ys8Tpfw/viewform

Top